FERMENTO URBANO RECIBE EL GALARDÓN “ECONOMÍA Y EMPLEO” DEL INSTITUTO ANDALUZ DE LA JUVENTUD.

  • 3 dic

Una descripción técnica perfecta revelaba, entre los diferentes galardones, el que nos conceden a nosotros: “En el apartado Economía y Empleo el premio se otorga a la empresa Fermento Urbano, una plataforma para la captación y el desarrollo del talento deportivo. Tras la puesta en marcha de diferentes proyectos, esta empresa ha creado InspiraQ, una unidad estratégica para la optimización multifactorial del gasto económico sanitario, fundamentado en la implantación de un programa para la promoción de la salud activa, de bajo coste y alto impacto”.
Si hay algo que se le da bien a esta empresa, es “fermentar” ideas, normalmente orientadas al marketing deportivo o a proyectos relacionados con la actividad física y la salud. Fue el caso de FIT & BREATHE CONCEPT, que tras recibir el año pasado el 2º Premio Arranque de PRODETUR, evoluciona hasta el Programa “inspiraQ”, que pretende demostrar de una vez lo que tanto se afirma y pocas veces se pone en marcha: aquello de que la actividad física ahorraría pasta al sistema sanitario… o que la promoción del deporte crea empleo. Puff! tenemos esto tan metido en nuestros discursos que no nos damos cuenta de que no es más que una opinión empática que apenas unas pocas organizaciones son capaces de poner realmente en marcha. ¡Qué orgulloso e inteligente se siente uno cuando suelta esta afirmación en cualquier reunión parlanchina!
Nosotros resumimos eso de la “unidad estratégica” en ACTUAR y TRASCENDER, como si de la Tercera Ley de Newton se tratase. Y lo hacemos en uno de los ámbitos más intervenidos en la actualidad, pero igualmente más contaminados de oportunismo improductivo. Por eso nuestra intención es demostrar que esta idea no sólo funciona en un ámbito de emprendimiento, sino que somos capaces de crear un modelo de negocio que se traduzca en diferentes beneficios y a diferentes escalas socioeconómicas.
Para muestras, botones, lamentablemente, aún sin coser, y lo vamos a explicar con otra cosa que se nos da muy bien, como es fliparnos con los nombres que ponemos a nuestras actividades:
Tras el reconocimiento que obtuvimos con Walking Style, un programa que fundamenta la actividad física en el simple gesto de la marcha (Nordic Walking y Aquarunning), encontramos un complemento perfecto con el servicio Fit & Breathe Concept, que se focaliza en el entrenamiento de la musculatura respiratoria. La conjugación de ambos conceptos, aplicados a grupos de población específicos y unidos a un estudio bien fundamentado que aportaría esos datos socioeconómicos, es, en definitiva el proyecto InspiraQ. La inversión económica se nos queda coja, pues a pesar de recibir un préstamo de ENISA que nos ayudó a armar el proyecto para “venderlo” a municipios y diferentes organizaciones, la realidad nos sitúa la urgencia imperante de buscarnos la vida para devolver este crédito. Es lo que interfiere en el ritmo normal de inspiraQ, que requiere tiempo para la investigación, para la búsqueda de municipios colaboradores y para un periodo de ejecución que permita evidenciar los estudios y recuperar la inversión realizada. El resultado es que este servicio lo prestamos a escala individual y privada, es decir, no salimos del entrenamiento personal, obviamente, sin ninguna significación a nivel divulgativo o científico.
Para el Día Mundial del Asma del presente año, la cosa auguraba un buen resultado, pues lanzábamos el reto Superkids Inspiration, otro nombrecito chulo que, en lo que permite un tweet, aseguraba “…mejorar la salud a 100 niños asmáticos en 4 semanas.” Cada euro recaudado de la plataforma crowdfunding iba destinado al estudio y a un evento promocional. El proyecto se quedó en la latencia operativa de dos grandes organizaciones que iban a colaborar con nosotros.
Aunque es paradójico el hecho de que la única economía y empleo que por ahora ha impulsado inspiraQ es la de quien redacta este artículo, seguiremos en el empeño, somos ultrafondistas del emprendimiento, es por eso que recibir un nuevo galardón no da un impulso moral que nos ayuda a seguir “apretando e inspirando”. El día 4 de diciembre, en la Sala Juan de Mairena del Centro Cultural Cajasol de Sevilla, nos asomaremos de nuevo para ver si alguien más apuesta por este proyecto, y que no sólo aporte esa opinión empática de la que hablábamos antes.
Germán Monterrubio Fernández

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada